9 enero 2019

Salón de Actos de la Facultad de Ciencias de la Educación

C/ Pirotecnia, 19. Sevilla

El 9 de enero 2019 nos reunimos en el Salón de Actos de la Facultad de Ciencias de la Educación de Sevilla para debatir sobre el importante papel del profesorado en el fomento de las vocaciones STEM entre las jóvenes andaluzas,

El escritor Javier Padilla nos presentó su libro “Mara Turing y el despertar de los hackers”, una novela de ficción y misterio dirigida a adolescentes con el objetivo de generar interés por el mundo de la programación, la criptografía y la inteligencia artificial, que rompe estereotipos al tener como protagonista a una niña que quiere convertirse en hacker. Este acto nos introdujo en el debate, en el que se prestó especial atención a la superación de los estereotipos existentes para así fomentar la igualdad de género.

AGENDA

11:30h – 11:40h Bienvenida

11:40h – 12:00h Presentación del libro “Mara Turing y el despertar de los hackers”

 Javier Padilla, escritor y periodista. 

12:00h – 13:00h Foro debate WomANDigital: “El papel del profesorado en el impulso de las vocaciones STEM”

Modera: Loreto del Valle, Jefa del Servicio de Formación e Innovación Tecnológica de la Dirección General de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, Consejería de Empleo, Empresa y Comercio.

Intervienen:

  •  Clara Grima, Profesora Titular del Departamento de Matemática Aplicada de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Sevilla.
  • Miryam Jiménez, Responsable del Área de Ciberseguridad y Smart Cities de Sandetel, Junta de Andalucía.
  • Laura García, CEO de la empresa Zevenet, empresa TIC andaluza de ciberseguridad.
  • Rosalía Romero, Profesora Titular del Departamento de Didáctica y Organización Educativa de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Sevilla.
  • Javier Padilla, periodista y autor del libro ‘Mara Turing y El Despertar de los Hackers’.

LO QUE PASÓ ESTE DÍA

El papel del profesorado es fundamental a la hora de despertar vocaciones y asesorar al alumnado en su orientación profesional. Este reto es incluso mayor en el caso de los campos STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) donde las oportunidades de futuro son enormes y el número de vocaciones no se incrementa al ritmo necesario para atender la demanda de profesiones digitales del futuro. A esto se une el problema, aún más acusado, de la baja presencia de profesionales femeninas en los sectores de la ciencia y la tecnología, lo cual que tiene importantes consecuencias sociales y económicas.

Organizado por WomANDigital, este foro debate orientado a estudiantes que quieren dedicar su futuro profesional a la labor educativa, ha tratado de analizar las causas del problema y aportar soluciones, con la ayuda de expertas TIC y profesionales de la docencia. En el debate se abordaron cuestiones clave para entender la brecha de género en los ámbitos STEM, y el importante papel del profesorado para la superación de los estereotipos que limitan el acceso a las niñas a estas profesiones.

Esta actividad se enmarca  dentro del programa WomANDigital, en su espíritu colaborativo de aunar fuerzas y lograr sinergias para encontrar soluciones. Por ello, comenzamos con la presentación del libro de Javier Padilla ‘Mara turing. El despertar de los hackers’, compartiendo sus ganas de romper estereotipos a través de sus personajes.

De izquierda a derecha, Miryam Joménez, Loreto del Valle, Javier Padilla, Clara Grima, Laura García, y Rosalía Romero.

Javier, periodista, escritor y programador autodidacta, nos explicó la situación actual del sector que le ha llevado a escribir su libro. Un mercado STEM sin apenas mujeres, y aún menos dirigiendo stratups tecnológicas, donde las profesiones están asociadas a concepto de aburrimiento y pesadez de estudio. Un conjunto de negatividades asociadas que han hecho que la brecha digital crezca más rápido que nunca, con una juventud que no se forma para los usos correctos de los dispositivos y sus funcionalidades, así como para el futuro modelo laboral. Y ante todo esto, Javier nos planteó con su libro cuestiones como ¿Por qué los hackers son vistos como ‘los malos’? Un desprestigio de la profesionalización que se suma y que marca la necesidad de poner un poco de base a los niños y niñas que suponen la clave para avanzar y cambiar este panorama. En palabras del escritor, “En un mundo en el que la brecha digital diferencia a quien sabe programar de quienes son programados/as, personajes como el profesor Alex Marley cumplen un papel fundamental a la hora de que los/as chicos/as se conviertan en lo que quieran ser”.

¿Y por qué es tan importante un libro así? Pues básicamente por los objetivos que pretende: Provocar ilusión y apelar a la motivación de las vocaciones a través de estos referentes dibujados en sus líneas. Un lugar donde adquirir nuevos conocimientos aprendiendo más sobre las profesiones, hablando su lenguaje y sobre todo, acercándonos al público objetivo por sus formas de aprendizaje y comunicación, con una campaña en RRSS  que recogen los hitos y la labor de las mujeres destacadas en el sector, jugando con la interacción, la participación y nuevos desarrollos.

“Si conseguimos que seamos conscientes, y sobre todo los profesores, del mundo en el que vivimos y de la dualidad existente entre quienes programan y quienes son programados, haremos pensar en si queremos ser parte de un bando u otro” (Javier Padilla).

Tras el tiempo para conocer a Mara Turing, comenzamos la mesa debate compuesta por grandes profesionales, y ante unos datos objetivos que marcaron el desarrollo de los temas tratados

En los últimos años se ha producido un significativo descenso del número de estudiantes de las carreras STEM, un número que llega a ser hasta 4 veces menor en el caso de las chicas. Pero el mercado laboral sí que demanda estos puestos de trabajo. En palabras de Clara Grima, “Cuando comencé en 2005 había pocas chicas, pero ahora prácticamente no hay. Existe una gran caída en 13 años y eso es un problema” Entonces, ¿Cómo romper esta tendencia e impulsar las apuestas profesionales de las jóvenes?

Para hablar de todo esto, contamos con la participación de dos grandes profesionales en ciberseguridad como Miryam Jiménez  y la emprendedora Laura García que rompen estereotipos en un mundo especialmente masculinizado en la actualidad. Representando al ámbito de la educación tuvimos el placer de contar con Clara Grima, profesora de Matemáticas de la Universidad de Sevilla, y Rosalía Romero, profesora titular de la Facultad de Ciencias de la Educación. Javier Padilla acompañó para dar su visión en un debate moderado por Loreto del Valle , Ingeniera de Telecomunicaciones de la Dirección General de Telecomunicaciones y Servicios de la Información.

Durante las diferentes conversaciones, se coincidió en el hecho de que la juventud debe dedicarse a lo que les gusta, pero también tienen que ser muy conscientes del mundo y la necesidad de ir más allá en el uso de las tecnologías, siendo parte de ellas y de su progreso.

“Es innegable que la sociedad se está transformando gracias a la tecnología, y los educadores, responsables de dotar de las habilidades y conocimientos, tienen que ser muy conscientes y trabajar para ello, formando especialistas digitales” (Laura García).

Entonces ¿Por qué estamos viviendo esta tendencia en contra de la demanda profesional? Clara Grima nos lo explica: “hay un problema educacional en la idea de dejar ser lo que quieran ser, porque existe un desconocimiento de las profesiones que viene de aspectos tan básicos como el propio nombre que tienen las carreras. Por ejemplo, en Computadores existe un 7% de mujeres, mientras que en Informática de Ciencias de la Salud hay un 53% siendo una carrera incluso más difícil. ¿La clave? La palabra salud… porque arrastramos estereotipos de profesiones de hombres o de mujeres. Y la responsabilidad de solucionarlo la tenemos toda la sociedad”.

Según Javier Padilla, el problema de contar con muy pocas mujeres en las plantillas de las empresas es que al final los productos y proyectos que se obtienen son de hombres para hombres, con la carencia de la riqueza de las aportaciones de una perspectiva femenina, que imposibilita trabajar para la sociedad al completo. Y como solución, “hacen falta mujeres que lideren”.

Hablamos de estereotipos, sobre las profesiones y sobre los papeles de las mujeres, sobre lo cual Miryam Jiménez nos apuntó las claves: “Es importante romper con la idea el aburrimiento de las ciencias, que son profesiones realmente muy creativas y que exigen de capacidad comunicacional y de liderazgo. Si hacemos ver esto a las mujeres, fomentaríamos su interés, porque es imprescindible tener un equipo diverso para crear ambientes de trabajo fructíferos”.

Y quisimos dar un paso más y profundizar en las causas de que las jóvenes abandonen el interés y no se decidan por estas carreras. Rosalía Romero nos habló sobre las autopercepciones de las niñas: “todo tiene el mismo punto de partida, la educación desde la infancia. Hay que trabajar para desarrollar pedagógicamente la normalización del uso de las tecnologías, formando en los usos y que se crezca en una relación con ellas en igualdad de oportunidades. Así pues, quienes se dedican a la docencia tienen que disponer de esta formación para poder enseñar”. Y para ello, hacen falta recursos, implicación y una revisión de los planes educativos, por ejemplo… ¿Y si Programación fuera una asignatura obligatoria?

LO QUE CONSEGUIMOS

 Y como conclusiones,  ¿Por dónde debemos continuar trabajando? ¿Qué aspectos son los que requieren de especial atención y solución?

Referentes para inspirar

En una infancia y juventud donde las personas referentes son ‘youtubers’ e ‘influencers’, tenemos que aprender de esas claves de éxito aplicando técnicas marketing a la educación. Hay que motivar durante el proceso de enseñanza-aprendizaje, implicando al profesorado y alumnado en la búsqueda del bien para la sociedad a través de la ruptura de los estereotipos que estancan el progreso. Dar referentes para conocer el pasado, inspirar con el presente, y avanzar en el futuro. Sensibilizar y promover la iniciativa propia, defendiendo la importancia de las distintas vías formativas alternativas como por ejemplo la autodidacta.

¿Cómo contribuir desde el aula? Consideraciones para el trabajo del profesorado:

  • Rosalía Romero: Creando estrategias y diseñando didácticas para trabajar con los niños y niñas, la idea de que no existen resoluciones de problemas diferentes por sesgos de género. Coeducar en tecnologías para evitar diferencias en el desarrollo de habilidades o actividades técnicas entre hombres y mujeres en el futuro.
  • Clara Grima: No somos heroínas, somos mujeres normales que se dedican a las ciencias y las tecnologías, que son profesiones divertidas que sirven para solucionar y mejorar el mundo.
  • Miryam Jiménez: el ser humano no necesita saber las cosas, sino tener la motivación por querer aprenderlas. Hay que ayudar a enfrentarse al folio en blanco y al vacío, usar las herramientas de la vida y la experiencia para avanzar.
  • Javier Padilla: educar para la incertidumbre y romper inercias negativas de género que son detectadas en el aula, por ser un espacio vital para la formación de la personalidad del alumnado.
  • Laura García: receta con dos ingredientes básicos. Normalizar las tecnologías desde el punto de vista docente y acercar las ‘profesiones tecnológicas a más mujeres rompiendo las barreras existentes.