Con formación y vocación como Ingeniera de Diseño Industrial y Desarrollo del Producto, se declara tan apasionada de las nuevas ciencias como de la ortopedia y del mundo empresarial. Ganadora de varios premios de emprendimiento, actualmente divide su dedicación como CEO de Fiixit [empresa dedicada a las férulas de inmovilización impresas en 3D], y 3D Málaga [Estudio de Ingeniería en Diseño Industrial y Desarrollo del Producto].

Hoy se une a WomANDigital para visibilizar un referente con mucho carisma, fuente de inspiración y motivación para hombres y mujeres del Sector TIC. Comparte con nosotras y nosotros una visión muy actual de las nuevas generaciones y su concepción de la igualdad de oportunidades en el ámbito de las nuevas tecnologías.

Uno de los puntos más interesantes que intentamos conseguir a través del apartado Referentes, es realizar un acercamiento al lado más personal de las mujeres para trasmitir así una perspectiva más real  de quienes sois.

Para conocer más sobre ti, nos gustaría que compartieras:

Un hobby: Acuariofilia

Un lugar: la playa, cualquiera…

Un libro: Maldito Karma

Una película: Stars Wars

Un personaje: bb 8

Una APP : Instagram, Pinterest o Linkedin

Una palabra que te defina: Resiliencia. La capacidad de reponerme ante los golpes.

Remontándonos un poco a tus orígenes e inicios, antes de decidir dedicarte profesionalmente a este sector, ¿Cuál era tu visión de la tecnología?

Siempre he querido dedicarme a la ingeniería. Lo he tenido claro desde pequeñita, supongo que tendrán algo que ver mis padres y todos los mecanos que me han regalado. Una afición que compartía con la de coleccionar barbies. Además he sido muy fan de Scalextrix.

¿En qué ha cambiado tu concepción y visión desde la tecnología de esos juguetes de tu infancia hasta en  la actualidad y en tu profesión?

No sabría decirte, la tecnología siempre ha estado muy ligada a lo que hago. No me gustan los videojuegos, pero tengo ordenadores desde que en mi comunión me regalaron el primero. Lo que ha podido cambiar es en tanto al desarrollo profesional de la tecnología. Para entendernos, la base general de mi empresa es aplicar la tecnología a la ortopedia, trabajando sobre todo con impresoras 3D. Es decir,  destinada al mundo de la salud. Mi socio es ortopeda, y juntos estamos llevando todo esto a cabo.

Dada tu experiencia, y por lo que nos has contado de tu educación e infancia, ¿Crees que es importante para los jóvenes adquirir competencias técnicas con independencia de la rama profesional que elijan?

Creo que para los jóvenes lo más importante es hacer lo que más les guste, y centrarse en luchar por ello. Cuando salí de la carrera no encontré trabajo pero no me importó, me hice autónoma y me busqué mi camino. Me cambié de la primera carrera que empecé, pese a que creí que sería la ideal para mí…. Es muy importante tener la capacidad de parar y cambiar cuando ves que algo no te gusta. Diseño Industrial cumplió entonces mis expectativas y me dio las herramientas para hacerme autosuficiente.

Dado el contexto del sector y la necesidad de talento, ¿Animarías a las jóvenes andaluzas a realizar una carrera tecnológica?

No consiste en fomentar por fomentar. Repito, lo importante es hacer lo que a cada uno le gusta. Pero si la cuestión es que no lo haces por miedo… ¡adelante! Hay que luchar, el miedo no te puede parar. A lo largo de mi trayectoria me he encontrado con muchos profesionales, hombre y mujeres, y para mí esto es indiferente. Invito a que todos estudiemos lo que nos gusta y nos apasiona, porque eso va a ser para el resto de nuestra vida.

Analizando el Diagnóstico existente del Sector, nos encontramos con la denominada ‘Brecha de Género’ ¿Existe según tu opinión?

Sí. Existen sectores y carreras que son tradicionalmente de hombres o de mujeres. Por suerte, muchas veces yo no me doy cuenta. Pero esto viene de una base de más atrás, desde los juguetes. Yo estudié ingeniería porque mi madre (arquitecta de interiores) era una fan de los Mecanos, y mi padre es ingeniero. Por tanto, mi educación ha influido sin duda. Eso va con cada uno, innato, y por lo tanto, existe esta brecha.

Soy muy afortunada, porque nunca me ha condicionado ser mujer para elegir mi carrera. Cuando me  dicen “estás en un mundo de hombres”, yo les contesto “bueno… era de hombres, ya no lo es”.

Y en tu opinión ¿Cuál consideras que son los principales obstáculos a los que se enfrentan las mujeres a la hora de desarrollar una carrera  en el Sector?

Pues aquí tampoco sabría, porque por suerte yo no me los he encontrado. De hecho, tanto en mi vida personal como profesional, me han puesto zancadillas más mujeres que hombres. Pero no justifico o considero  que haya sido por tema de género, sino por actitudes generales en la vida y formas de ser. Personalmente, me niego a pensar que por ser una mujer me van a frenar, porque entonces me estoy frenando yo. No permito que nadie me diga que no puedo hacer algo, si un chico puede yo también ¿Por qué no voy a poder? Esto lo tengo muy claro.

Yo al “No”, le digo “no que va”. Mejor pedir perdón que pedir permiso. Éste es mi consejo.

¿Conoces algún caso de  alguna mujer que sí se haya encontrado con estos obstáculos?

Considero que mi generación es muy afortunada porque tenemos a grandes mujeres detrás nuestra que han luchado mucho.

Tenemos un grupo de 8 amigas, cada una de una rama profesional, y todas realizadas en nuestras profesiones, y lo comentamos mucho porque ninguna nos hemos visto afectadas. Lo que hemos hecho es demostrar que somos iguales… de hecho lo tenemos tan innato que no tenemos por qué demostrarlo… somos iguales y punto. Lo único que nos diferencia es que yo voy a parir y un hombre no, pero por ejemplo en mi caso, yo soy autónoma y quien va a tener la baja y quien cuidará de los niños será mi pareja.

Sobre conciliación familiar, existen dificultades…

Muchas. Volvemos a mi educación. Mis padres son los dos empresarios, y me he criado en esa dinámica empresarial. Mi pareja tiene un horario idílico, y a él le apasiona Fiixit porque lo ha visto nacer. Entonces los dos estamos de acuerdo, las parejas son de dos, no creo que haya un rol asignado. Él es él, y yo soy yo, cada uno hemos asumido un papel al margen de los convencionalismos. Los dos estamos cómodos en cómo hacer las cosas. Eso es lo importante, ser felices. Y eso depende de la educación que nos han dado.

Pero sobre la realidad que veo a mi alrededor, es muy complicado compaginar un nivel de responsabilidad profesional y ser mamá. O no… también dependerá de la pareja que elijamos y del hecho de saber delegar y organizar.

Aludes a tu educación y a la figura de tus padres como claves, y además has dicho esa frase de “nuestra generación tiene la suerte de contar con mujeres que han luchado mucho por nosotras en la historia”, ¿Puedes explicarnos más de esta visión?

Soy muy fan de la serie ‘Las chicas del cable’. Se empieza a ver cómo la revolución, empezamos a votar… creo que es cuestión de evolución y que llegado el momento ya no habrá la necesidad. Hay que ir por pasos, porque tenemos interiorizada una educación machista.

Por ello, lo fundamental es empezar a darnos cuenta de que nuestros comentarios o actitudes son machistas. Y eso ya es un avance importante.

Y en esta línea ¿Podrías destacarnos algún mentor o mentora que te inspirara?

Sinceramente, los mejores mentores que he podido tener en mi vida, son mis padres. Sin ellos, no sería la persona que soy hoy, porque son los que me dan su apoyo incondicional en mi día a día. Ellos, mi hermano, mi pareja y mi socio.

Cuando emprendí, me apunté a todos los cursos que había, y ahí tengo grandes amigos que ya no son mentores, son amigos. Y de los que he ido aprendiendo porque sé que la experiencia es un grado, y que lo importante es ver y escuchar mucho a las personas que han pasado por lo mismo que tú.

Un poco dados los objetivos de WomANDigital y Referentes, ¿Podrías destacarnos algún referente femenino para evocar e inspirar?

Desde la Universidad de Málaga, que son Responsables del Área de Emprendimiento, podría destacar a Ana Muñiz de Andalucía Open Future, María José Villa (abogada) o Ángela Morón (de Comunicación), Gabriele Scattolo-Malzkorn y Concha Lloreda Martín de IKEA. Luego en Madrid, Ana Ruiz de Unltd Spain.

En función de ese ambiente profesional del que te has rodeado y sobre el que nos hablas… ¿Cuál crees que la imagen social (en el imaginario) que se tiene sobre las mujeres profesionales del sector TIC? ¿Consideras que existe alguna tipología o estereotipo?

Pues la imagen es igual que la de un hombre. Así bromeando, es verdad que hay una imagen así un poco más de ‘Superwoman’. Pero no creo que exista un estereotipo.

Por ejemplo, me suelen decir que soy muy friki pero es que también soy muy mujer. No por ser TIC, soy más hombre. No tengo gustos de hombres, tengo mis propios gustos. Me encanta llevar pulseras, collares, peinarme, arreglarme, el ‘brilli-brilli’… Y luego hablo de tú a tú con cualquier persona del mundo de la ingeniería, porque lo he estudiado y es mi campo.

Y según todo lo que hemos hablado y a modo conclusión, ¿Piensas que estamos  avanzado en la consecución de la igualdad de género real y efectiva en el sector?

Sí, puede ser que el problema esté en que no nos quejamos ante una injusticia, de género o no… El problema está cuando el machismo te frena, y tú lo ves normal.

Creo mucho en el poder de la palabra ante la injusticia. Es decir, cuando tú creas que algo es injusto, ¡Quéjate!

Pero la realidad es que el Diagnóstico demuestra la existencia de una brecha de género, quizás traído de una desigualdad educativa y formativa heredada, que se plasma en una tasa menor de mujeres que se deciden por carreras técnicas y tecnológicas. Y una vez que acceden al mercado laboral en sí, se encuentran con unas condiciones dispares. ¿Qué les dirías a las personas responsables de las empresas del Sector para que lleven e impulsen acciones para la igualdad de oportunidades?

Es súper importante el currículum anónimo y sin foto, fundamental.

Por otro lado, creo mucho en las acciones como la de Málaga ‘Ingenieras soy’, que acuerdan en colegios iniciativas para informar a los niños y niñas sobre este tipo de carreras.

La educación de los padres y del hogar, es la base que ha formado tus valores y que según nos explicas te han dado las claves para éxito de tu desarrollo. Hablamos ahora de coeducación…

Es un pilar fundamental para la sociedad a todos los niveles. Me enfado cuando al niño se le regala un coche y a la niña una muñeca porque sí… Pues no, para los dos una pelota, un coche o una muñeca… No hacer distinciones con los deportes o los hobbies.

Hay mucho por hacer en los catálogos de juguetes, juguetes unisex por favor. Lo más importante es cambiar estas representaciones que se hacen de la realidad en los distintos ámbitos, porque es el espejo donde nos miramos.

Y tú como referente de esa dosis de realidad ¿Qué le dirías a los/as jóvenes para cambiar esa representación?

Sé feliz con lo que hagas, y educar en esa dirección. Que nos quitemos esa venda de chico o chica. Soy muy fan de los hombres con falda, con sus propios gustos y que cuenten realmente con el respecto del que requiere la libertad de expresión.

Fuera cánones, somos muchos… Muchos gustos propios, siempre que nuestra libertad de expresión respete a nuestro alrededor. Respetuosos y libres.