Si Einstein hubiese sido mujer, la historia de las científicas ausentes

“¿Te imaginas que hubiera pasado si Einstein hubiese sido mujer? Pues que probablemente hoy no sabríamos quien es Einstein, y es que los méritos de sus descubrimientos se los habría llevado algún compañero de investigación”.

Con esta cuestión y esta llamada a la reflexión comienza el vídeo de la campaña #NomoreMatildas, que se ha convertido en viral en las últimas semanas. Una original propuesta de la la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT) con el apoyo de la Oficina del Parlamento Europeo en España, para dar a conocer el ‘Efecto Matilda’.

Matilda Joslyn Gage, activista de los derechos de las mujeres fue  la primera en exponer el fenómeno que ningunea los logros de las científicas. Denominar ‘Efecto Matilda’ a esta tendencia fue idea de Margaret W. Rossiter, historiadora de la ciencia.

 La iniciativa se propone contribuir a dar visibilidad a las mujeres científicas que a lo largo de la historia han quedado relegadas a un segundo plano, perpetuando estereotipos de género aún muy vigentes hoy.

El efecto Matilda, no es cosa del pasado

Desafortunadamente, el efecto Matilda es un fenómeno del presente, no solo del pasado. De hecho, la campaña llama la atención sobre “la falta de referentes femeninos y el impacto que tiene en las aspiraciones profesionales de las niñas, que se traduce en una menor presencia en las carreras STEM”.

Según la Unesco, las mujeres suponen el 28% del alumnado en carreras científicas en el mundo. En nuestro país, la presencia de chicas en estos estudios, no aumenta sino que se está reduciendo en los últimos años en áreas clave para el desarrollo tecnológico, como la ingeniería informática y las matemáticas. Las profesiones del futuro siguen sin ser una opción para muchas mujeres.

Hablamos de problemas de máxima actualidad en un entorno en el que, las carreras STEM toman un papel destacado también para concepción de nuestro futuro. Así, es imprescindible concienciar tanto a la comunidad científica como al profesorado y familias, de que el efecto Matilda existe y que es un factor que influye en la baja percepción que tienen las chicas sobre sus capacidades afectando ello a la elección y desempeño de profesiones científicas y tecnológicas. Cuando la historia que nos han contado y que se sigue enseñando a las niñas, sistemáticamente deja en la sombra, silencia o atribuye a otros los logros de mujeres en estas áreas.

¿Dónde estás las referentes femeninas en los libros de texto? #NomoreMatildas pone el foco en esta realidad, esta ausencia de referentes femeninas en los libros de texto, y ofrece material didáctico para subsanarla. En primer lugar tres cuentos ilustrados  sobre la vida de iconos mundiales como Albert Einstein, Alexander Fleming y Erwin Schrödinger, en caso de ser mujeres. Y por otra parte, un encarte para libros de texto que incluye a las mujeres de la ciencia.

Una acción para poner en el lugar que corresponde a todas las mujeres ausentes en la historia como consecuencia del ‘Efecto Matilda’, y con la que se quiere promover en definitiva que las chicas conozcan a estas mujeres, se identifiquen con ellas y descubran que la ciencia no es una cuestión de género. Por todo esto, ¡ Nos sumamos a #NoMoreMatildas ! ¿Te sumas?