WomANDigital

 

La iniciativa WomANDigital nace impulsada por la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio como parte de la Estrategia TIC2020, con el objetivo de trabajar de forma cooperativa y abierta con aquellas entidades y personas que desean acabar con la brecha de género en el ámbito de la tecnología, abarcando el problema desde la elección de especialidades formativas de carácter técnico o científico hasta la participación de la mujer en los espacios de toma de decisiones del sector TIC.

WomANDigital.es se plantea como un espacio de intercambio, reflexión y encuentro virtual, abierto y colaborativo, en el que se pueden realizar aportaciones sobre temas relacionados con una mayor participación e igualdad de oportunidades de las mujeres en el Sector TIC. Para ello, ofrece recursos e información, y a la vez facilita la puesta en contacto de movimientos, redes, personas y entidades interesadas en participar.

Se presenta también el Manifiesto por la Igualdad de Oportunidades en el sector TIC. Nacido del interés y de la implicación de numerosas personas y entidades, este documento recoge 10 líneas de actuación para reducir la brecha de género en el ámbito de las empresas tecnológicas. ¡Súmate a este compromiso colectivo por la igualdad en el sector

Manifiesto por la igualdad de oportunidades en el sector TIC

117 entidades

682 personas

¿Por qué WomANDigital?

 

La Unión Europea viene alertando desde los años 90 sobre el problema de la baja participación de las mujeres en la era digital, tanto en el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, como en la profesionalización del sector. Los datos muestran que esta gran desigualdad de género a escala mundial, al contrario de detenerse, ha ido en aumento estos últimos años.

Los informes Women active in the ICT sector (2013) y Women in Digital Age (2018) publicados por la Comisión Europea, muestran que la vocación para los trabajos técnicos y la tecnología sigue bajando de forma generalizada, lo que podría suponer un importante problema socio-económico a futuro. Por cada 1.000 mujeres graduadas en educación superior en la UE, solo 24 son graduadas en campos relacionados con las TIC. De estas 24 graduadas, solo 6 terminan trabajando en trabajos digitales. Y eso a pesar de los esfuerzos ya realizados en este campo. Por otro lado, de cada 1.000 hombres graduados, 92 estudiaron en campos relacionados con las TIC, de los cuales 49 terminaron trabajando en trabajos digitales. Un diferencial que volvemos a encontrar en la innovación, y en particular, en el nivel tecnológico de las iniciativas emprendedoras como revelan las conclusiones del Informe especial Global Entrepreneurship Monitor de 2017. Según dicha investigación, a medida que aumenta el nivel de desarrollo económico, la tasa de participación empresarial de las mujeres disminuye. Las percepciones que tienen sobre sus capacidades para iniciar un negocio son mayores en las economías menos desarrolladas.

En Andalucía, el Diagnóstico inicial de la situación de la mujer en el sector TIC andaluz publicado por la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio pone de manifiesto que sólo el 20% de los contratos registrados en el ámbito de las TIC durante el 2016 corresponden a mujeres. Este dato concuerda con otros similares, indicándonos como las dificultades de acceso al mercado del trabajo, la falta de participación femenina en el sector, las malas condiciones laborales y la escasa representatividad en el empresariado, afectan a la evolución de la mujer en el entorno laboral digital.

Las brechas de género en el mundo digital tienen, pues,  consecuencias que repercuten en toda la sociedad a medio largo plazo.

¡Siguiendo en esta línea se pierden muchas oportunidades de avanzar!

Por ejemplo, se estima que la consecución de la paridad entre hombres y mujeres en el acceso a puestos digitales supondría un aumento anual del PIB de 9000 millones de euros al año en Europa. Además, el aumento en la participación de la mujer podría, entre otros logros, contribuir a disminuir la brecha salarial, puesto que las profesionales del sector TIC suelen ganar un salario 9% superior en puestos similares en otros ámbitos. Sin contar con las previsiones que apuntan a la necesidad de incorporar a los talentos femeninos para atraer al Ventury Capital y dinamizar así el emprendimiento tecnológico en España.

Estos datos corroboran que tanto desde un punto de vista ético, social como económico, la inclusión de la mujer en el sector tecnológico no es una opción, sino una necesidad: primero para contribuir a un desarrollo igualitario de la sociedad, en el respeto de la diversidad y de las personas; y segundo, para contribuir a que el propio sector y la economía andaluza aprovechen el enorme potencial existente.

Newsletter WomANDigital

Desde WomANDigital  pretendemos mantener informadas y conectadas a todas las personas interesadas. Por eso, te proponemos una selección de noticias, actualidad, recursos, materiales… y lo más destacado de nuestro trabajo.

Suscríbete para recibir gratuitamente la newsletter periódica de WomANDigital con las últimas novedades y acciones que se organicen.