El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, girará este año en torno al lema “Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la Covid-19”. En esta efeméride se homenajeará pues a las mujeres que se encuentran en primera línea de la crisis de la COVID-19, como trabajadoras de la salud, cuidadoras, innovadoras y organizadoras comunitarias. Así como también a aquellas mujeres que han liderado eficazmente la lucha contra la pandemia, pero que permanecen invisibles a la luz pública. Y es que esta crisis ha puesto de relieve la importancia de las contribuciones de las mujeres, pero también las cargas desproporcionadas que soportan y que se hacen aún mayores en momentos difíciles.

Mujeres que marcan la diferencia en tiempos de crisis

Pronto se cumplirá un año desde que la OMS declaró la pandemia de la COVID-19. En este tiempo muchas mujeres han ocupado un papel fundamental en esta batalla. Han capitaneado equipos formados mayoritariamente por mujeres, atendiendo a los enfermos, investigando y desarrollando tratamientos médicos.

La portuguesa Elisa Ferreira, Comisaria Europea de Cohesión y Reformas, rindió así homenaje recientemente a estas «heroínas», y  llamó a mantener esa «resiliencia» para salir juntas de esta situación.

«Las mujeres están siendo un eslabón muy fuerte para aguantar una sociedad y una economía en un periodo tan difícil»

Las mujeres conforman el 70% del personal que trabaja en el sector sanitario y de asistencia social. Sin embargo, pese a constituir la mayoría del personal de primera línea, existe una representación inadecuada  de las mujeres en los espacios de política nacionales y mundiales relacionados con la COVID-19.

 

Protagonistas invisibles de la lucha contra el COVID-19

Las mujeres han demostrado sus habilidades y conocimientos para liderar de una manera efectiva los esfuerzos de respuesta y recuperación ante la COVID-19. Cada vez se acepta más que las mujeres aportan experiencias, perspectivas y habilidades diferentes y necesarias, que contribuyen de manera indispensable en los procesos de toma de decisiones para dar forma al futuro post pandémico.

Pero dicha relevancia no tiene su reflejo en los medios de comunicación. Así lo manifiestan estudios como The Missing Perspectives of Women in COVID-19 News, que ha analizado la presencia de mujeres como expertas y protagonistas, así como la proporción de historias con dimensión de género, en la cobertura sobre la pandemia en seis países (India, Estados Unidos, Reino Unido, Kenia, Nigeria y Sudáfrica). En resumen la presencia femenina es mucho menor que la de los hombres.

Un sesgo de género detectado en los medios, que también ha sido denunciado por un grupo de científicas que ha publicado una carta en la que reclaman ser escuchadas y tenidas en cuenta tanto en la esfera política como informativa.

Estamos frustradas porque nuestro trabajo está siendo pasado por alto y tergiversado en los medios. Estamos agotadas sabiendo que, después de que todo esto termine, tendremos que luchar para reclamar el terreno profesional que se nos escapa durante esta emergencia”

Perspectivas de género para un futuro igualitario

A raíz de la pandemia del COVID-19, han surgido nuevos obstáculos que se suman a los de carácter social y sistémico que persistían antes y que frenan la participación y el liderazgo de las mujeres.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico ha publicado que la mujer durante la pandemia además de haber perdido salud, bienestar social y economía en todo el mundo, se ha tenido que enfrentar a mayor responsabilidad en el hogar, mayor riesgo de pérdida de empleo y de ingresos económicos, mayor riesgo de violencia y abuso o explotación. Desde la perspectiva de género la mujer ha quedado más sobrecargada que nunca de trabajo y responsabilidad.

“Para defender los derechos de las mujeres y aprovechar plenamente el potencial de su liderazgo ante una crisis, se deben integrar las perspectivas de las mujeres y las niñas en toda su diversidad, en todas las etapas de la respuesta y la recuperación ante una pandemia”. ONU Mujeres

Un escenario para visibilizar nuevos modelos de referentes

Las situaciones de crisis agrandan las desigualdades de género ya existentes. El sector TIC no ha sido ajeno a este fenómeno en un momento en el que la tecnología ha sido esencial, nos ha permitido mantener el contacto con los nuestros, teletrabajar, formarnos, y seguir haciendo nuestras vidas manteniendo las distancias de seguridad.

En nuestro país, han sido muchas las científicas, tecnólogas e investigadoras, protagonistas en la lucha contra el COVID-19. De hecho, ellas suman el 36% de los puestos en el CSIF y lideran más del 50% de los estudios sobre el virus.

Nos encontramos por ello ante una gran oportunidad para ampliar los modelos que se tienen de la mujer, visibilizar referentes femeninos a las próximas generaciones, y demostrar la importancia de aprovechar el potencial de las mujeres para el desarrollo de nuestra sociedad. Todas estas mujeres que han estado en primera línea plantando cara al coronavirus, son un ejemplo y una inspiración para las niñas de hoy. Niñas cuyas madres a pesar de afrontar situaciones de desigualdad, han estado al frente del cuidado de sus familias, teletrabajando o investigando por un futuro mejor.

Es momento de repensar el futuro para afrontar el nuevo escenario post pandémico. Por un futuro más igualitario en el que se cuente con el talento y la capacidad de liderazgo de las mujeres.

*Fuentes:

https://www.unwomen.org/es/news/stories/2021/2/compilation-women-in-science-leading-during-the-pandemic

https://www.unwomen.org/es/news/stories/2020/11/announcer-international-womens-day-2021

https://elpais.com/planeta-futuro/2020-10-08/ni-expertas-ni-protagonistas-la-informacion-sobre-la-pandemia-esconde-a-las-mujeres.html