El pasado 8 de marzo ha supuesto una oportunidad para poner en relieve los últimos datos sobre las profesiones STEM y el papel de la mujer, así como para visibilizar a expertas que están destacando por su trabajo. Una labor que constituye uno de nuestros principales pilares de actuación. Por ello, vamos a realizar un resumen de los puntos claves al respecto.

Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio, ha sido el eslogan seleccionado por la ONU para este día, y “Nosotras Juntas ” ha sido el grito seleccionado a nivel español por parte de la Comisión del 8 marzo. Unos lemas que cobran todo el sentido cuando analizamos datos como que  solo un 30% de las personas que trabajan en el sector son mujeres (Women in Digital Age, Comisión Europea). Y si tomamos las estadísticas de balance del 2018, el panorama no es mucho más alentador, según el estudio ‘Mujer y Tecnología 2018’ de la UGT el número de alumnado femenino en carreras STEM es solo del 7’8% (incluso por debajo de la media europea del 9%).

Si continuamos dando números, solo el 7% del emprendimiento Tech está liderado por mujeres, y un 15’7% de las empresas dedicadas no disponen de expertas en estas áreas de trabajo (The Crunch). Ésta es la situación objetiva en la que nos encontramos, pero el camino recorrido no es poco y los avances logrados tampoco.

“A lo largo de la historia ha habido mujeres pioneras en el campo de la ciencia y la tecnología, pero han tenido una visibilidad escasa o nula. Mucha gente no sabe por ejemplo que las primeras programadoras fueron mujeres o que la Red  Wifi la inventó una mujer” Irene Cano [Directora general de Facebook para España y Portugal]

Entre muchas, desde Ada Lovelace, pasando por Heidy Lamarr y los orígenes del wifi, Hayat Sindi, Juliana Rotich, De Mae C. Jemison, Grace Murray, Lynn Conway, Evelyn Berezin, hasta Gladys West y las bases del GPS.

En la actualidad, varias son las iniciativas comprometidas con promover la igualdad de oportunidades en el sector TIC , un objetivo para el cual la visibilización es fundamental. Visibilizar para luchar contra tendencias como el ‘mansplaning’, y para buscar soluciones a una necesidad que no es solo de las mujeres sino de la sociedad al completo, ya que según la Unión Europea para el 2020 se prevé una demanda de 500.00 puestos de trabajo tecnológicos.

Helena Torras de BcnTech4Women ha desarrollado “los programas Genios de la mano de Ayuda en Acción, con el que hemos formado a más de 9.800 niños y niñas y a casi 700 profesores desde 2015. Y Digitalizadas, con el que se quiere formar a 5.000 mujeres del ámbito rural en competencias digitales”. Como otra muestra, os dejamos un interesante vídeo de la organización caloryfrio.com: https://www.youtube.com/watch?v=Z0bS3dvD5QI&feature=youtu.be

Desde WomANDigital hemos querido lanzar #8M: 8 mujeres TIC Andaluzas para el 8 de marzo:

 

Para concluir, recordad que el talento femenino existe, está ahí. Solo tenemos que incentivar y facilitar su desarrollo y visibilizarlo, para así romper los techos de cristal y las brechas de género, y poner en alza el valor de la diversidad. Un día para revindicar, pero todos los días para trabajar y seguir avanzando.