31 marzo 2021

El pasado miércoles, 31 de marzo finalizó el ciclo “La igualdad como ventaja competitiva para tu empresa” de WomANDigital, dos encuentros que han abordado las principales cuestiones sobre la implementación de medidas de igualdad en las pymes TIC andaluzas. Durante las sesiones del ciclo se han analizado los principales retos a los que se enfrenta el talento femenino en las empresas andaluzas de base tecnológica, así como las oportunidades de mejorar la eficiencia del sector al contar con talento diverso.

¿Quién participó en la jornada?

En esta segunda sesión Rocío Díaz Mariscal, jefa del Servicio de Formación e Innovación Tecnológica de la Junta de Andalucía y responsable de la iniciativa WomANDigital, fue la encargada de dar la bienvenida a las personas asistentes. Díaz remarcó durante su intervención que “solo a través de la igualdad de género en equipos y puestos de liderazgo, contaremos con el equilibrio que impulse la productividad y competitividad y, con ellas, la innovación y el avance del sector”.

Como en la anterior entrega, el encuentro estuvo conducido por María Luisa Ulgar, coordinadora de WomANDigital, quien puso en valor la labor que desde la iniciativa se realiza para visibilizar y hacer más accesible el talento femenino TIC andaluz, destacando INPanel by WomANDigital, el primer directorio online de talento femenino TIC andaluz, y las entrevistas “referentes”. En este sentido, Ulgar subrayó que “tenemos que estar presentes, visibles, activas, solo así conseguiremos romper con los estereotipos y crear nuevos modelos que inspiren”.

El programa de la sesión contó con la intervención del experto en formación y learnability, Alex Durán y la participación de Pilar Choza, responsable de Recursos Humanos y Comunicación de la tecnológica sevillana Emergya.

¿De qué hablaron los ponentes?

Alex Durán inició su presentación señalando las 7 claves para potenciar el talento femenino en las TIC, entre las que destacó la necesidad de  condiciones de empleo más igualitarias, así como de un cambio cultural de las organizaciones, para lo que hay que iniciar un proceso de asesoramiento en etapas tempranas y poner en valor las carreras STEM, entre otras. En palabras de Alejandro, “si no hay reconocimiento, no hay visibilidad, y sin visibilidad no hay referentes que nos ayuden a poner en valor todo lo que la mujer puede aportar al sector tecnológico”.

Pilar Choza fue la responsable de dar a conocer el caso de éxito del plan de Igualdad que inició Emergya en el 2018, gracias a su participación en los focus group organizados por WomANDigital para trabajar el ´Diagnóstico inicial de la situación de la mujer en el sector TIC andaluz‘. Pilar aclaró que trabajar por la paridad en la empresa ha sido siempre una premisa en Emergya, “el plan debe ser integral y transversal, debe contar con hombres y mujeres comprometidos en todos los niveles de la empresa.”

Choza puntualizó que las medidas de igualdad y corresponsabilidad han derivado en una mayor productividad y mejora de las condiciones laborales de la plantilla, aunque continúan trabajando para aumentar el número de mujeres en niveles directivos.

En palabras de Pilar, “hay poco talento STEM, no podemos desperdiciar al 50% de la población mujer, de ello depende nuestra supervivencia”. “Hay que continuar aprovechando la realidad que tenemos, hay muchos ámbitos que están abiertos a las mujeres”.

Alex y Pilar coincidieron en destacar que los nuevos puestos de trabajo del futuro estarán relacionados con el mundo de las tecnologías digitales y requerirán altos niveles en competencias. En este sentido, han recordado la necesidad impulsar medidas y políticas que aumenten la presencia de la mujer en el sector tecnológico.

Por motivos de horario el ponente Alex Durán no pudo resolver todas las consultas que se realizaron a través de los comentarios en Youtube. Os dejamos a continuación las respuestas de aquellas preguntas que se quedaron en el tintero.

¿Qué elementos se analizan en el diagnóstico de la empresa? 

Elementos como las características actuales de la organización, de la plantilla o la gestión de recursos humanos en aspectos como salarios, porcentajes de hombre y mujeres en las diferentes capas de la organización, medidas en materia de conciliación o protocolos ante situaciones diversas entre otras.

¿Qué se podría hacer a nivel de estudios de primaria y en los de ESO para fomentar vocaciones STEM?

Bajo mi punto de vista creo que hay que poner en marcha programas para visibilizar este tipo de profesiones entre las mujeres, además de luchar por eliminar estereotipos de género en torno a los sectores profesionales. Es decir, no existen profesiones de hombres o mujeres, existen profesiones de personas que cada individuo decide seleccionar en función de sus gustos, afinidades o vocaciones. Creo que es importante luchar por visibilizar y dar a conocer este tipo de sectores por las oportunidades de empleo que va a generar en los próximos años y donde las mujeres, bajo ningún concepto, pueden quedar fuera.

¿Y la administración pública? 

Llevar a cabo programas de orientación y asesoramiento, así como campañas publicitarias efectivas, además de trasladarlo a la vida real para generar referentes.

¿Qué puede hacer, tanto para fomentar a las mujeres en las TIC, como para fomentar a mujeres en cargos TIC dentro de la propia administración?

Desde llevar a cabo procesos que atraigan a mujeres a este sector hasta armonizar las medidas y condiciones laborales que permitan a la mujer optar a este tipo de puestos. La clave está en que la conciliación sea algo real y no solo un punto a abordar dentro de los planes de igualdad o de los planes estratégicos. Es decir, debemos pasar de la teoría a la práctica.

Has comentado que a las mujeres se les exige demostrar muchísimo más a la hora de acceder a determinados puestos directivos, ¿qué diferencias cruciales consideras que se exigen? ¿qué tenemos que demostrar que no se exige a los hombres, por el simple hecho de serlos?

En un ámbito absolutamente masculinizado, las mujeres deben luchar por hacerse un hueco donde en muchos casos las condiciones laborales exigen una alta dedicación para poder crecer profesionalmente. Y no nos engañemos, las cargas familiares siguen recayendo en gran parte en la mujer. Por tanto, para optar a promoción en muchos casos deben renunciar a parte de su vida personal lo cual genera un dilema a nivel personal. Por otro lado, el sector tecnológico es uno de los sectores donde existen mayor sobre cualificación de las mujeres para desempeñar puestos que se salgan de las capas básicas u operativas.  En definitiva, para que una mujer acceda a un puesto intermedio o de dirección debe demostrar esa valía profesional en un sector altamente masculinizado y por supuesto aportar unos niveles de compromiso que en muchos casos ponen en jaque sus estructura personal o familiar. 

¿Quieres ver la sesión?