Los perfiles relacionados con la tecnología y la digitalización han sido los más demandados este 2022, y lo seguirán siendo previsiblemente en los próximos años. La razón es que se necesitan profesionales TIC para cumplir con los objetivos europeos. Así lo señalan todos los indicadores que analizan la economía y mundo empresarial en pleno desarrollo de la sociedad digital y, en esta línea, se toman medidas desde las diferentes organizaciones de la UE. Por tanto, ahora que comenzamos curso, es un buen momento para iniciarse en las TIC, reciclar o ampliar competencias digitales, y sacar partido a todo nuestro talento, aprovechar nuevos nichos de mercado o explorar nuevas posibilidades laborales en el ámbito digital.

.

Hacia un liderazgo digital europeo

Nuestro futuro será digital. Ya nadie duda de ello y, conscientes de las necesidades de la ciudadanía y de las demandas del mercado, las instituciones europeas llevan ya años dando forma a un marco común para la formación y certificación de competencias digitales.

Entre esos últimos avances, y solo como un mero ejemplo entre otros muchos, el pasado mes de julio el Consejo y el Parlamento Europeo alcanzaron un acuerdo político sobre el llamado “Camino a la Década Digital”. Este plan establece una hoja de ruta para mejorar las habilidades digitales de la ciudadanía, las infraestructuras, las empresas y los servicios públicos hasta 2030. Su objetivo, fortalecer el “liderazgo digital” de la UE mediante la promoción de políticas digitales “inclusivas y sostenibles”.

Así, las habilidades digitales son consideradas tan importantes como unas adecuadas infraestructuras, para la seguridad y la resiliencia de una sociedad próspera. Y, para conseguir avanzar en ese liderazgo digital europeo, dicho plan se fija como objetivos: que el 80% de la población de 16 a 74 años tenga al menos habilidades digitales básicas, que se implementen 10.000 nodos perimetrales de alta seguridad neutrales para el clima; que al menos el 75 % de las empresas europeas utilicen servicios de computación en la nube, macrodatos e inteligencia artificial; y que se garantice que más del 90 % de las pymes europeas hayan alcanzado al menos un nivel básico de intensidad digital.

«Este plan fomentará nuevas oportunidades para las empresas, incluidas las pymes y las empresas emergentes, así como beneficios concretos para la ciudadanía en su vida cotidiana». Martina Dlabajová, eurodiputada

El papel de la mujer en los objetivos de la UE

Según datos del estudio Descubriendo el potencial digital de España. Cómo la nube puede contribuir a la Década Digital de la UE (Amazon Web Services – AWS y Public First), en España, cerca del 57% de la población cuenta con habilidades digitales básicas, un porcentaje que solo ha aumentado un 3% en cinco años y que, si se sigue al mismo ritmo, determina que no dará tiempo a cumplir el objetivo europeo del 80%.

Por su parte, las empresas consideran las capacidades digitales importantes o esenciales, y en el caso de las empresas tecnológicas, este porcentaje sube hasta el 95%. El motivo es que debido a la escasez de habilidades digitales en la población, se disminuye el ritmo de crecimiento de estas empresas, suben los costes, y se ralentiza el desarrollo de nuevas tecnologías.

¿Qué papel jugarán las mujeres en este reto? Las mujeres tendrán un papel fundamental en la consecución de los objetivos de la UE de contar con 20 millones de especialistas TIC en 2030. Pero pese a que se está avanzando, esto está ocurriendo muy lentamente, con una proyección del 23 % de mujeres TIC para dicha fecha.

Atención, se buscan profesionales TIC

Ya lo destacamos en el post “Se buscan mujeres TIC”, el mercado demanda y necesita profesionales con cualificación en áreas tecnológicas emergentes. Y no se trata de “pasar al lado oscuro”, o de dar un giro radical y abandonar aquello para lo que hasta ahora nos hemos preparado. Saltar al mundo digital supone abrirse a un abanico muy diverso de posibilidades profesionales; aprovechar las oportunidades que ofrece la tecnología para complementar, añadir valor, o aumentar el alcance de nuestro producto o servicio; y en definitiva, aplicar o potenciar con las TIC aquello en lo que somos especialistas.

Si todavía te faltan razones para apostar por lo digital, ya sea a través de algún tipo de formación, para poner en marcha un negocio o explorar nuevas oportunidades laborales, no te pierdas nuestro próximo post en el que nos centraremos en los perfiles profesionales más buscados por las empresas en 2022, y en aquellas competencias digitales que las empresas consideran más esenciales en su plantilla.