Hace ya doce años que la Unión Internacional de Telecomunicaciones de las Naciones Unidas, designara el último jueves del mes de abril como Día Internacional de las Niñas en las TIC. Su objetivo, “alentar a las niñas y mujeres jóvenes a considerar la posibilidad de orientar sus estudios y profesiones al campo de las carreras tecnológicas”, sigue siendo a día de hoy más vigente y necesario que nunca. La brecha digital de género persiste, así como la falta de igualdad en el sector TIC, dos retos para el progreso económico y social en todo el mundo.

Un avance lento

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible sitúa a la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas como áreas imprescindibles “para impulsar sociedades más inclusivas y sostenibles”. Sin embargo, al ritmo actual, se calcula que tardaremos casi ocho décadas más en lograr la igualdad de género en el sector STEM.

La brecha de género digital experimenta avances, pero persiste y, en un sector estructural y tradicionalmente masculinizado, adquiere nuevas formas ligadas tanto al acceso y el uso de las TIC; como a la generación de contenidos; competencias digitales; diseño tecnológico y liderazgo femenino.

En conclusión, el avance científico y desarrollo tecnológico está en la base del progreso. Nuestra sociedad necesita de la ciencia y la tecnología, y estas áreas necesitan fomentar las vocaciones entre las jóvenes, para contar con más mujeres en las TIC y más líderes femeninas, que inspiren a las nuevas generaciones.

Para 2050, el 75% de los trabajos estará relacionado con las áreas STEM

Despertar el interés entre las niñas por profesiones que hoy aún no existen o que son muy desconocidas no es tarea fácil, más si cabe cuando estas niñas heredan los estereotipos educativos y culturales de las personas adultas pues en el ámbito educativo también se produce esta transferencia. Según diferentes estudios, como The Impact of Gender on Interest in Science Topics and the Choice of Scientific and Technical Vocations, el profesorado en la mayoría de los casos no cuenta en sus temaros con científicas o tecnólogas de referencia, recursos o formación especializada, con la que enseñar y motivar a su alumnado.

Sin embargo, acercar a las jóvenes desde edades tempranas a las TIC significa, sin duda, prepararlas para los empleos del futuro. Y contribuir a reducir una brecha de género TIC, que puede suponer un freno para el desarrollo de nuestra sociedad y una mayor igualdad de oportunidades.

La realidad es que no sabemos a qué trabajos podrán optar nuestros hijos e hijas, o que especializaciones tendrán mayor demanda. Pero sí sabemos, que todo apuntan a que tendrán que ver con la tecnología. De hecho, ya a día de hoy, muchos puestos no se cubren porque no hay personas con las habilidades digitales suficientes o con competencias tecnológicas para cubrirlos.

Mujeres que hicieron historia

Uno de las principales causas de la falta de matriculaciones femeninas en ámbitos STEM es el desconocimiento. Las chicas crecen sin referentes, ni en sus casas ni en los libros de texto. Todo el mundo conoce nombres como Steve Jobs, Bill Gates y Mark Zuckerger. Pero apenas se conocen a las mujeres que a lo largo de la historia han sido pioneras en este sector, que han abierto camino con su ejemplo superando prejuicios y estereotipos.

Por ello, dedicamos este espacio a poner nombre y apellidos a esas mujeres, para darles visibilidad y reconocer su mérito. Realizamos un breve repaso solo por algunas de las mujeres TIC que, no por ser una minoría fueron menos importantes. Protagonistas invisibles del desarrollo tecnológico, que apenas son citadas en los libros de texto y medios de comunicación. Una recopilación con el propósito de inspirar a nuestras niñas TIC de hoy y cerrar así la brecha de género, romper tendencias, y que la historia futura se escriba de manera inclusiva.

  • Hedwig Eva Maria Kiesler,conocida como Hedy Lamarr, fue una ingeniera y actriz que diseñó junto con el compositor George Antheil un sistema para detectar torpedos teledirigidos. Este invento funcionaba con 88 frecuencias – equivalentes a las teclas de un piano – y que era capaz de hacer señales de transmisión entre frecuencias de espectro magnético. Sería la antesala del WiFi y del Bluetooth.
  • Ada Lovelace, la primera mujer programadora. Matemática de formación, desarrolló un extenso trabajo de investigación sobre la conocida como máquina analítica. No es otra que la calculadora mecánica de Charles Babbage (el padre de los ordenadores), una herramienta con la que desarrolló el primer programa para ordenador, es decir, un algoritmo codificado para ser procesado por una máquina.
  • Radia Joy Perlman, la madre de Internet. Uno de los logros más importantes de esta estadounidense experta en seguridad informática fue el protocolo Spanning Tree Protocol (STP). Un lenguaje utilizado para permitir la comunicación entre ordenadores y es utilizado en las redes LAN de acceso local o en los ethernet.
  • Mary Lee Woods se formó como científica informática como parte del equipo de programación de la computadora Ferranti Mark I, la primera comercializada. En la década de los años cincuenta se independizó como consultora de software para el hogar, como una de las primeras programadoras independientes del mundo.
  • Susan Wojcicki, impulsora de Google y directora ejecutiva de YouTube. Desde su puesto como directora de marketing, llegó a acuerdos con universidades para instalar un cuadro de búsqueda de Google gratis en las webs de estos centros educativos con el fin de conseguir más visitas. Esto sería un primer paso para que Google se convirtiera en ser el buscador más utilizado del mundo. También se encargó de supervisar la compra de YouTube, apostando por las plataformas de vídeos.
  • Frances Elizabeth Allen, pionera en el campo de automatización de tareas paralelas y optimización de compiladores dentro de la sección de investigación de IBM. En 2006, logró el Premio Turing de la Association for Computing Machinery. Fue la primera mujer en recibir el galardón.
  • Lore Harp y Carole Ely, dos amas de casa graduadas de la Universidad de San Francisco, exhibieron su modelo de computadora personal –la Vector 1–, en el mismo momento que Jobs y Wozniak presentaban el Apple II. En su momento apenas tuvieron repercusión. Sin embargo, la creación de estas mujeres importantes acabó convirtiéndose en el precursor de lo que hoy se conoce como Vector Graphics.
  • Evelyn Berezin fue una ingeniera informática estadounidense. Desarrolló el primer sistema de reservas de billetes de líneas aéreas para United Airlines. Es también conocida como la madre de los procesadores de texto, desde que en 1968 desarrolló la idea de un programa que permitía almacenar y editar textos.
  • Ángela Ruiz Robles, maestra que en 1949 creó un procedimiento mecánico, eléctrico y a presión del aire para la lectura de libros que consistía en unas láminas con dibujos que se iluminaba al posar el dedo sobre ellas, apareciendo un texto educativo. En 1962 patentó su Enciclopedia Mecánica, considerada de alguna manera un precedente del primer libro electrónico.
  • Jude Milhon, inventora del término Ciberpunk. Durante toda su vida hizo grandes esfuerzos porque las mujeres utilicemos la tecnología, nos adentrásemos en este mundo y no tuviéramos miedo de probar aparatos tecnológicos ni de acceder a Internet. Esta hacker también es famosa por crear una asociación para defender la privacidad digital. También luchó por defender una red pública cuando Internet estaba en muy pocas manos (militares americanos y estudiantes universitarios).

      ¿Quieres seguir reescribiendo la historia?

      Conoce a más expertas y su trabajo en nuestra sección Materiales, consultando otros recursos lúdico-didáticos relacionados con la Mujer y las TIC, tanto del pasado como del presente: juegos, calendarios, cómic…para conocer y aprender de una manera divertida de referentes femeninas en ciencia y tecnología. Toda una serie de propuestas para las chicas, donde visualizarse como parte activa del futuro TIC.